sábado, 20 de agosto de 2011

Rencores


Si ella me hubiera preguntado qué, le hubiera dicho la procedencia de  aquella delicia. Si hubiera preguntado cómo, le habría dicho que las especias eran tomillo, clavo y pimienta. Si hubiera preguntado por qué, le hubiera dicho que era por nuestro aniversario. Pero como no preguntó y continuó comiendo con deleite, no quise romper aquel momento único entre nosotros y omití el pequeño detalle de que aquella carne tierna y bien aderezada era de su querida perrita Michelle.


(Participación Premio Revista Eñe de Literatura Móvil).

12 comentarios:

Elysa dijo...

¡Ufff! me has sorprendido. Eso es rencor y lo demás son tonterias. ¡Pobre perrita!

Besitos

Mar Horno dijo...

Los rencores maritales, que son muy malos.

Puck dijo...

jajaja hay que hacer las preguntas adecuadas. Muy bueno
saludillos

Mar Horno dijo...

Gracias Puck. Un beso.

Sucede dijo...

me ha entrado hambre Mar!!
Michelle tiene pinta de estar muy jugosa! jaja
Muy bueno!
Abrazos!!!

Luisa Hurtado González dijo...

Quita, mejor no preguntar.

Sara NY dijo...

Un aniversario cruel. La venganza en este caso se sirvió en plato caliente.

Muy bueno, Mar.

Besitos

Puri dijo...

Uyyy, qué terrible, si es que no hay nada como omitir pequeños detalles... jajaja

Mar he hecho una propuesta en mi blog para una micronovela, ¿te interesa participar? te dejo el enlace:

http://purificacionmenaya.blogspot.com/2011/08/popuesta-de-micronovela-colectiva.html

Yolanda dijo...

Muy ingenioso, enhorabuena.

Mar Horno dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. He estado de vacaciones y no he podido contestar. Un abrazo.

Miguelángel Flores dijo...

Qué gracia cuando llamara a Michelle para que mordisqueara los huesecillos...

Un saludo

Mar Horno dijo...

Menuda gracia. Para mí que el bicho no va a aparecer, je,je.

Publicar un comentario en la entrada