sábado, 6 de agosto de 2011

Enamorada


Estoy enamorada del carnicero. Todos los días le compro género. Me pongo el vestido más bonito que tengo, me arreglo el pelo y me echo mi perfume más caro. Me gusta observar sus fuertes brazos mientras despieza un pollo con golpes certeros de hacha o cuando corta muy finos los filetes. Yo sé que no le soy indiferente porque me mira el escote con disimulo y baja los ojos cuando me habla. Cuando lo tenga en el bote le propondré descuartizar a mi marido.

(Micro participante Premio Revista Eñe de Literatura Móvil 2011)

10 comentarios:

Juanlu (Luiyi) dijo...

jajajaja...muy bueno, no esperaba el final, me alegro de tu visita a mi blog, yo también me quedaré por aquí.

Un abrazo!

Miguel de la T.P. dijo...

Me encanta este blog, entre lo épico y lo místico, esta forma tuya de enseñar los reflejos de tu alma. Ahora, al atardecer, frente al mar del verde olivar, tus palabras suenan a magia eterna.
Besos desde esta tierra denominada con el sobrenombre del Santo Reino.

montse dijo...

Una visión fresca y sangrante del amor y el desamor. Me ha gustado mucho. Rompiendo tópicos.

Luisa Hurtado González dijo...

A mí siempre me "ponía" el quesero. Tenía unas manos preciosas y eran tan calladito.

Nicolás Jarque dijo...

Mar muy bueno, recuerdo haber leído este micro en la página y ya me gustó. Ahora que tengo la oportunidad te lo digo. Excelente.

Un saludo.

Puri dijo...

me ha gustado mucho tu blog y especialmente este micro con su coqueteria, su deseo, su tremendo desenlace de amor y muerte.

Mar Horno dijo...

Muchas gracias Montse, Luisa, Nicolás.

Bienvenida, Puri.

Yolanda dijo...

Genial, imaginativo, gracioso, ágil; escribes de maravilla Mar. Enhorabuena.

Elisa dijo...

Je, je, le estoy pegando un repasito a tus micros y este final me ha encantado.
Un beso, Mar, seguimos la conversación, tenemos ya tantos lugares en común...

Mar Horno dijo...

Muchas gracias Elisa, viniendo de tí, es un privilegio. Tú estás que te sales. Un beso.

Publicar un comentario en la entrada