miércoles, 10 de agosto de 2011

Niños


Desde mi sombrilla, parapetada detrás de mis gafas de sol, me gusta observar a los niños en la playa. Con sus cubos y palas, engañan al tiempo, deteniéndolo en mañanas eternas de sal y juegos. Hacen túneles de arena, castillos adornados con conchas, una carretera con piedras, un foso con cocodrilos de algas. Las familias bajan temprano a la playa, los niños corren a la orilla. Una de ellas pone al suyo sentado en una hamaca baja, lo embadurna de crema y le coloca una gorra demasiado pequeña para su cabeza. Está un poco ridículo. Rápidamente, como los demás, hunde sus dedos en la arena, sonríe y comienza a construir, con manos temblorosas, alguna construcción imposible. Cierro un poco los ojos, adormilada por el arrullo del mar, y, cuando los abro, veo que ha levantado una tosca esfinge y junto a ella, pequeñas pirámides. Está ensimismado, mira el horizonte, luego vuelve a su esfinge, la retoca con torpeza, vuelve a otear el mar, acaricia de nuevo sus pirámides, obsesivo. Yo creo que debe tener más de noventa años y me parece que sueña despierto con faraones, tumbas y jeroglíficos egipcios. Un viaje ansiado que sabe que ya nunca podrá realizar.

5 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Un micro con "trampa". Mmmm, me gustó.

Nicolás Jarque dijo...

Mar, un buen micro playero y de viaje de tiempo. Es tierno y divertido. Buen ejercicio.

Aprovecho para darte la bienvenida a Brevedades, ahora estamos en el mismo club jaja. Espero participar también en esta propuesta.

Un saludo.

montse dijo...

Si lo he entendido bien...qué siesta más larga!!! Es inquietante; te deja pensando en esos pensamientos paralelos a los del protagonista de las cosas que dejamos a medias por el camino.

ana dijo...

Hay mucha ternura en tus palabras cuando tratas la vejez,siempre me emocionas.
Ana

Mar Horno dijo...

La vejez me obsesiona, me entristece. La vejez también me recuerda mucho a la niñez, dos extremos que se tocan.
Gracias Luisa, Nicolás, Montse.

Ana, siempre me emocionan tus comentarios.

Publicar un comentario en la entrada