sábado, 13 de agosto de 2011

Amor de hermanas


Mi hermana siempre fue más guapa, más simpática, con más carisma. Me eclipsaba por completo y yo siempre viví a su sombra de mujer fatal. No me importaba, una hermana es una hermana. Ahora ella apenas sala de casa, por las quemaduras, y ha engordado bastante, por la depresión. Yo en cambio, he mejorado mi aspecto y soy una abogada de éxito. Como me decía mi abuela, siempre fui la más lista, aunque aquella vez no encontrara a tiempo el teléfono de los bomberos.


(Participante en Premio Revista Eñe de Literatura Móvil donde "Supongamos el envés de la historia" quedó finalista)

9 comentarios:

Juanlu (Luiyi) dijo...

Bueno, duro, ¿real?...espero que no, jejeje.

Gracias por tus coment!

Un abrazo!

Mar Horno dijo...

Que no tengo hermanas, que si no...

Nicolás Jarque dijo...

Mar, que gran micro. No te esperas para nada el final que tan sorpresivo que te da un palmadita en la cara y te despierta. Me ha encantado. Compruebo que tus micros de SMS de la Revista Eñe son mucha de calidad.
Besos.

montse dijo...

Pues tampoco es tan lista después de todo. Si lo hubiese sido habría encontrado otra manera. Pero me encanta como lo has contado.

Mar Horno dijo...

Gracias Nicolás por tus comentarios.

Montse, a veces el odio entre hermanos es tan fuerte, los celos tan terribloes, que puede ocurrir cualquier cosa.

Elysa dijo...

Ese final, provoca escalofrios... Me gusta

Besitos

Elisa dijo...

Hola, Mar, acabo de llegar de vacaciones y he visto tu blog y que has entrado como nuevo miembro de Brevedades. ¡Qué bien! Ahora, los comentarios no me los tienes que agradecer a mí, sino a Elysa (de Diseños by Elyely), porque yo no he tenido tiempo de hacerlos (pero los haré, no lo dudes). Un beso.

Yolanda dijo...

Enhorabuena es genial.

Mar Horno dijo...

Muchas gracias Yolanda. Un beso.

Publicar un comentario en la entrada