miércoles, 21 de diciembre de 2011

Procreación

A partir de ilustración de Sara Lew




Dibujé un gato de corazón generoso. No sabe negar su amor a ninguna gata del barrio. Sale por las noches y reparte sus favores con equidad: hoy a la gata persa de Maruja, mañana a la de angora del señor Martínez, pasado mañana, a la gata asilvestrada del callejón. Vuelve por las mañanas, con los ojos heridos de amor y el pelaje desgreñado. Luego duerme todo el día para que se recupere su corazón de papel, agotado de pasión ilustrada. Yo lo miro con cariño maternal y le acaricio el lomo dibujado a carboncillo mientras pienso en una solución urgente a sus desmanes de trasnochador enamorado. La situación se ha vuelto insostenible: cientos de gatitos maulladores y revoltosos han llenado por completo mis cartulinas y yo no puedo negarles acuarelas, ovillos y cuidados de abuela.



Micro a partir de ilustración de Sara Lew Microrrelatos ilustrados. Sara regala ilustraciones para micros en su Blog. El de esta semana, un gato precioso a mi entender, me ha inspirado "Procreación". Espero que os guste.

¡Gracias Sara!

22 comentarios:

Yolanda dijo...

Qué chulo Mar y gracias por la información de las ilustraciones de Sara, me pasaré por allí. Un abrazo.

Patricia Nasello dijo...

Extraordinario, Mar!!!!
Has honrado el precioso dibujo de Sara.
Yo todavía le debo un micro pero ahora, leyendo este desborde de imaginación, me he cohibido.

Como diría Lola, besos a pares

Sara Lew dijo...

¡Mar-avilloso! Tus cuentos me encantan por la naturalidad con que abordas lo fantástico. Me imagino las cartulinas preñadas de gatitos...
Gracias por regalarle tan bellas palabras al dibujo.
Un fuerte abrazo.

Mar Horno dijo...

Pásate Yolanda, Sara igual regala micros maravillosos que ilustraciones magníficas. Completita que es la niña vamos. Un beso.

Mar Horno dijo...

Patricia, parece mentira que digas eso, con lo bien que te salen a tí los micros a partir de dibujo o ilustración. Todavía no me sale el habla con el último de los dados de Triple C. Un beso y muchas gracias por pasarte.

Mar Horno dijo...

Sara, tus dibujos se merecen las mejores palabras. Nunca me atrevo a escribir nada porque cuando miro la ilustración tan maravillosa que cuelgas en tu blog, pienso: esto no se merece cualquier cosa, hay que esmerarse, y nunca he conseguido escribir nada potable. Pero con este sí, fue mirarlo y el micro salió solo. Un beso y muchas gracias a ti por la ilustración.

Fernando Martínez dijo...

Me encanta cómo juegas entre el papel y ese mundo de gatos nocturnos. Si te hacen falta más cartulinas te las envío.

Elysa dijo...

Me encanta ese dibujo y lo que has visto tú en el. Juegas muy bien con las palabras y nos paseas de la realidad a la fantasia.

Un placer leerte, Mar

Besitos

Adivín Serafín dijo...

Todavía resuena el miau en mi habitación. ¿Es quizás el inicio de micros golfos?

Blogsaludos

Nicolás Jarque dijo...

Mar, excelente dibujo con palabras de una vida muy gata de un truhán. Original y versátil.
Un abrazo a ti y otro a Sara por la ilustración.

Lola Sanabria dijo...

Veo esas camadas revoltosas y coloristas, fruto del desenfreno amoroso del gato, y entiendo que la protagonista no pueda negarles nada, a mí también me harían babear.

Muy tierno.

Besos de colores.

Rosa dijo...

Jooooo Mar, QUÉ BONITO!!!
Precioso el texto para el fantástico dibu de Sara.
Ando un poco justita de tiempo y me da mucha rabia perderme relatos como este...
Que estos días tu vida se llene de maravillosas sonrisas y de besos.
Los míos como siempre te los mando desde el aire

Miguelángel Flores dijo...

Mar, me gustan las historias que inventas y cómo las imaginas, cómo las relatas. Tienes la capacidad de hacer que cosas sencillas resulten sorprendentes (no se me van de la cabeza los ahorcados).

Un abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Debe ser un placer para Sara generar esa inspiración, Mar.

Hoy nos has regalado a todos un relato en el que se entrelazan la noche y el papel, la lujuria gatuna y el cariño, la inspiración y la procreación.

Fantástico.

Un abrazo.

Cabopá dijo...

Me gusta, me gusta mucho...Eres una gatita de palabras encantadas...
Besicos

Mar Horno dijo...

Fernando, qué privilegio tenerte por aquí. Envía todos las cartulinas que puedas que el gato ha ampliado el radio de acción. Un saludo.

Gracias Elysa, es que fue ver el dibujo y el gato salió paseando y se enroscó en mis piernas. Un beso.

Adivín, puede que sí, que hay que cambiar de registro y tocar todos los golfos. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Nicolás, los dibujos de Sara son muy inspiradores porque dan lugar a multitud de posibilidades, no son dibujos cerrados sino que se pueden transformar en cualquier cosa. Un abrazo.

Lola, es que los gatitos son monísimos, pero le dan mucho trabajo. Un beso ronroneador.

Rosa, tú descansa, y cuando tengas más tiempo te pones al día. Disfrutarás igual. Un beso guapa.

Mar Horno dijo...

Miguel Angel, muchísisimas gracias, no sabes cómo te lo agradezco. Me encanta que "Los suicidas" sea para recordar, es un micro muy, muy especial. Un saludo.

Pedro, tus comentarios siempre son una maravilla. Las ilustaciones de Sara arrancan lo mejor de nosotros. Un abrazo.

Cabopá, espero que ya estés recuperada de tus quedadas navideñas. Haz pronto un cura de mar para todos. Un beso.

Anónimo dijo...

La navidad, con sus ternuras, sus luces, sus buenos deseos, puagggg!!! y esa paz disimulada que los enemigos de desean...te empieza a afectar Mar...Aunque reconozco que te ha quedado "mu bonico", yo, acostumbrada a tu duro estilo, sin pelos y con muertes, entre otras lindezas, he echado de menos un buen polvo entre el gato y la propietaria...un final fuerte con zoofilia de por medio...ufff!!!...ja,ja,ja,ja...De verda que creía que por ahí iban los tiros, es que además la sonrisilla del gato del dibujo, no sé, me confude...Pero...en fin, guapa, será que estoy yo muy perversa...que te ha dadado "mu" requetebien!!!!!
Pilar

Mar Horno dijo...

Lean rápido el comentario anterior que será borrado de inmediato por la propietaria del Blog. Pilar va a ser nombrada persona non grata por la mala fama que está creando a la susodicha propietaria. Cría fama y échate a domir, ja, ja, ja.

Ximens dijo...

Una de las cosas que admiro de algunos blogueros que andan por estos adsl es la capacidad de procrear micros. Me paso el día leyendo y apenas escribo. Tiro por lo fácil. Tu relato es realmente hermoso.

Mar Horno dijo...

A mí me pasa lo mismo. El poco tiempo que tengo lo paso leyendo. Pero aprendo mucho y entre lectura y lectura, puedo escribir algo decente. Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada