martes, 20 de diciembre de 2011

Evolución

Finalista Noviembre Microrrelatos sobre Abogados


Hace algunos años vi en la televisión la noticia de que un chimpancé se había licenciado en derecho con el apoyo de un profesor doctorado en zoología. El mono vestía con traje y corbata, y utilizaba un ordenador con pantalla táctil para comunicarse. Empezó trabajando en un pequeño bufete y se encargó de los casos de maltrato y explotación animal. Incluso llegó a juez. Cuál fue mi sorpresa cuando hace unos días fui a renovar el DNI a Comisaría y vi su cara peluda en un cartel de los más buscados. Me enteré de que lo habían detenido y lo habían acusado de prevaricación por aceptar sobornos de perros actores, leones de circo y gatos del hampa. Había acumulado en un almacén del puerto tres toneladas de plátanos. Ante la sentencia de 4 años de prisión y 7 de inhabilitación, solo pudo responder en su pantalla: — soy humano.


Las palabras de noviembre eran: táctil, profesor, cartel, explotación, sentencia

Micro finalista de Noviembre en el IV Concurso de Microrrelatos sobre Abogados. Allí está acompañado por microrrelatos de Montse Aguilera, Esperanza Temprano y Puck.

32 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Me gusta tu micro, es simpático pero tiene miga. ¿La respuesta del chimpancé? Lógica, tanto que... quizás por eso está fichado, como un humano cualquiera.

Un beso con sonrisa, Luisa.

Susana Camps dijo...

Un micro divertido, ágil, con guiños simpáticos como ese último "soy humano", pero sobre todo un texto muy imaginativo cuando se tiene en cuenta de qué palabras parte. Quizá eso ha sido, para mí, lo más sorprendente.
Me gusta mucho, y ¡enhorabuena!

Patricia Nasello dijo...

Un micro que se lee livianamente, con una sonrisa ...hasta el tremendo giro final. Carcajada amarga y espejo. Dicen que en cierta ocasión le preguntaron a Kipling si alguna vez los elefantes podrían reemplazaron. Contestó algo así como que le parecían demasiado nobles para llegar a ser humanos...

Un abrazo

XAVIER BLANCO dijo...

Mar, como la vida misma. Me ha encantado este micro, la maestría y velocidad con la que nos cuentas la historia. Y como los buenos micros, título y final nos envuelven. Así es la evolución, hasta un mono acaba preso de la codicia de los hombres. Silo veo por la calle no pienso avisar a la policía.

Un abrazo Mar, y suerte en el concurso.

murci dijo...

Todos somos humanos hasta los abogados,jejejejejejeje

Nicolás Jarque dijo...

Mar, espectacular microrrelato. Original a más no poder, gran inserción de las palabras, ironía y humor. Encierra en sí un mensaje claro este micro, que no es otro, que los humanos somos como animales y que los animales si quieren convertirse en humanos mal van.
Felicidades por la mención y por haberlo escrito. Es para enmarcar.
Un abrazo.

Yolanda dijo...

Muy original y sorprendente. Enhorabuena.

Ignacio Carcelén dijo...

Sorpresa del principio al final, creación, diría, talento...

Sara Lew dijo...

He disfrutado enormemente leyendo tu micro, Mar. Qué bien has hilado esas palabras, en apariencia tan serias, para crear un texto original, con humor y mensaje final.
Besos.

Mar Horno dijo...

Hola Luisa, es en apariencia divertido, porque el personaje es un chimpancé. Pero la corrupción del mundo humano tiene los brazos muy largos. Un beso.

Susana, es lo que más me ha costado, escribir un micro que destacara de los demás con cinco palabras que daban poco juego. Un beso.

Patricia, tu frase de Kipling viene que ni pintada. Cuanto sabes. Un beso.

Mar Horno dijo...

Xavier, el mundo humano tiene mucha miga, aguantar el tipo inmerso en él es muy difícil, incluso para un chimpancé. Muchas gracias, Xavier, viniendo de tí es todo un elogio. Un abrazo.

Murci, todos somos humanos, pero unos más que otros. Un saludo y gracias por comentar.

Nicolás, que me lees con muy buen corazón. Me he puesto colorada y hasta me lo he creído. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Xavier, el mundo humano tiene mucha miga, aguantar el tipo inmerso en él es muy difícil, incluso para un chimpancé. Muchas gracias, Xavier, viniendo de tí es todo un elogio. Un abrazo.

Murci, todos somos humanos, pero unos más que otros. Un saludo y gracias por comentar.

Nicolás, que me lees con muy buen corazón. Me he puesto colorada y hasta me lo he creído. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Yolanda, muchas gracias. Un besico.

Ignacio, muchas gracias por pasarte por el Blog. Bienvenido. Tu comentario, una gozada. Un saludo y vuelve cuando quieras.

Sara, no sabes lo que me ha costado escribir algo original con las cinco palabrejas de las narices. Lo mandé el 25 de noviembre. Por poca consigo hacer algo pero estoy satisfecha con el resultado. Un beso.

Adivín Serafín dijo...

Solo te puedo decir que lo veo. Es un micro visual, que se desgrana en palabras redondas que hacen de él una obra deliciosa en su lectura y en su reposar.

Blogsaludos

Mar Horno dijo...

Gracias Adivín, yo veo al mono en su despacho, fumándose un puro y contando el dinero negro que le ha pasado el gato Capone. Un saludo.

Armenteros dijo...

Tus micros siempre sorprenden por originales. Te veo bien.

Mar Horno dijo...

Juan, qué bien encontrarte por aquí. Encontrarás divertimento del bueno. Un saludo

ESPERANZA dijo...

Mar, te puedo asegurar que yo conozco a unos cuantos ejerciendo de abogados, no te imaginas la fauna que hay en este entorno.

Mucha suerte.

Un abrazo,

Alberto Proset (Ojodegato) dijo...

Es muy divertido. Y el final también, todos esos plátanos escondidos... es como si fuese dinero, ¿para qué quiere tantos? si no le va ha dar tiempo de disfrutarlos.
Un saludete.

Alberto Proset (Ojodegato) dijo...

a dar... -Soy humano.

Maite dijo...

Genial, Mar, las cinco palabras cada vez son más complicadas para montar una historia que no chirríe por los cuatro costados. Tú has sabido utilizar el humor de una manera inteligente, con esa crítica que se puede leer entre líneas. Ojalá te lleves el gato al agua este mes, ya te toca y te lo mereces, claro que sí. Un beso.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Suscribo palabra a palabra el comentario de Xavier.

Título y final conforman el lazo de un auténtico regalo. Prosa dócil, rítmica, concisa y contundente.

Enhorabuena, Mar.

Me alegra ver en la nómina de seleccionados que la cosa queda entre amigos.

Mar Horno dijo...

Esperanza, fauna hay en todos los trabajos. Yo estuve a punto de ser abogada y este concurso me inspira siempre mucho aunque a veces no consigo escribir nada potable. Un beso.

Hola Alberto. Pues supongo que los plátanos los quería para traficar o modificar el precio en el mercado, vete tu a saber. Un saludo, ja, ja.

Mar Horno dijo...

Maite, que me pones colorada. Me ha costado sangre ser original con las cinco palabritas de las narices. Un beso.

Hola Pedro, qué bien comentas. Como digo con algunos amigos, hay comentarios que son mejores incluso que el micro, por ejemplo tú y Xavier. Un saludo. Muchas gracias.

Puck dijo...

Me encanta compartir selección y me encanta tu micro, muy original y curioso mundo animal jeje. Suerte y Feliz Ranidad

manuespada dijo...

Qué bueno, Mar, es magnífico, me alegro mucho de la mención, muy justa, por otra parte. Abrazos.

Mar Horno dijo...

Puck, hola, compartir mención y ranidad en lo mejor. Un beso.


Manu, muy halagada por tu comentario. Un abrazo.

Elysa dijo...

Muy bueno, Mar, esas cinco palabras tan complicadas para montar un micro que no suene raro y lo has conseguido, además con una buena crítica detrás.
Me alegra verte entre los finalistas.

Besitos

Lola Sanabria dijo...

Es muy buen relato y tiene, por tanto, muchas posibilidades de ganar. ¡Suerte!

Abrazos humanos.

Mar Horno dijo...

Elysa, tienes todo la razón, las palabritas chirriaban juntas que no veas y me ha costado mucho, mucho trabajo casarlas bien. Un beso.

Hola Lola, viniendo de tí hasta me creo que tengo posibilidades. Aunque los concursos son imprevisibles, yo he leído micros en ese concurso que estaba segura que ganarían y luego nada. Un beso.

Ximens dijo...

Una vez quise participar en este concurso pero no me salió nada. Colocar palabras en un micro y que salga algo ingenioso es difícil. Tu relato es irónico y me ha divertido. Como los clásicos tiene moraleja. Personalmente creo que los monos se apartaron de los humanos cuando a estos les dio por mandar.

Mar Horno dijo...

Ximens, es un concurso muy difícil porque te centras en juntar las puñeteras cinco palabras y al final te sale un micro penoso. Sólo a veces sale algo decente. Un abrazo y me alegro de que te haya divertido.

Publicar un comentario en la entrada