jueves, 10 de noviembre de 2011

Los suicidas

Ganador de Octubre en La Microbiblioteca


Poca gente sabe que a los ahorcados nos gusta balancearnos colgados de nuestra cuerda. Ya sea de una lámpara, de una rama o de una viga, amamos ese movimiento suave, ese bamboleo silencioso de mitigación del dolor, esa ondulación pendular de resarcimiento de nuestras culpas. Así nos sentimos libres al fin, como globos de colores, esperando que algún niño coja nuestra soga y nos pasee por el parque. Sabemos que es solo un sueño, que siempre termina viniendo algún desalmado que nos descuelga para meternos en un cajón triste, para mantenernos otra vez prisioneros, otra vez esclavos, otra vez dominados. Aunque nunca perdemos la esperanza de que las cosas puedan ser de otra manera, nunca perdemos la esperanza de que llegue antes el niño que el diablo.




Microrrelato ganador del mes de Octubre en el Concurso de La Microbiblioteca en la categoría de castellano.


58 comentarios:

Patricia Nasello dijo...

Enhorabuena, Mar, no sólo por el muy merecido galardón, sino por el EXCELENTE microrrelato que has escrito.

Es un enorme placer leerte.

Felicidades!!!!

Odys 2.0 dijo...

Enhorabuena, acabo de leerlo hará quince minutos y me gustó mucho esa forma que tiene de gestionar melancolía y ternura para pintarnos un retrato desolador de los desesperados.

XAVIER BLANCO dijo...

Mar,
es un micro impresionante, que maestría, tratar algo con tantas aristas como es el suicido, con esa esfericidad que lo has hecho. Dos veces enhorabuena, por el merecido premio -la primera ganadora de la Microbiblioteca- y por el micro.
Un abrazo

Maite dijo...

Enhorabuena Mar, sigues haciendo caminito, y con un texto que tiene mucha enjundia, me recuerda al que ha colgado hoy Agus, pero con una perspectiva muy distinta, desde luego. Besos y enhorabuena de nuevo.

Nicolás Jarque dijo...

Mar, ¡Qué grande eres! Es un regalo de micro. Muy bien narrado, escogiendo las palabras adecuadas y dandole ese toque que lo hace único. Es original, duro a la vez y da que pensar.
Mi más sincera enhorabuena ESCRITORA.
Un abrazo fuerte,

Elisa dijo...

Mar, qué magnífico micro, encontrar la ternura en el horror es su mayor fuerza. Como te han dicho antes, enhorabuena más todavía que por el premio, por el relato.

Luisa Hurtado González dijo...

Qué tema más difícil de tocar y qué bien tocado. No me extraña no haber ganado, así es imposible. No me quiero imaginar qué otros micros hay por ahí, escondidos, que saldrán ahora, entre los cuales uno mío, pobre.
Insisto, difícil, muy difícil. Y valiente.

montse dijo...

Felicidades. Es extraordinario por la originalidad a la hora de contarlo.

Sara Lew dijo...

Enhorabuena por este relato. Cuando lo leí me quedé sin palabras. Muy merecido el premio.
Eres una excelente cuentista.

Un abrazo.

Yolanda dijo...

Felicidades, muy buen micro.

Miguelángel Flores dijo...

Mar..., buf, me encanta. Qué maravilla de relato. Qué final. Todo él es como si los muertos tuvieran vida propia... Jo, precioso, precioso. Es que ahora cuando vea a un niño con un globo no dejaré de pensar: pobres, cuánto darían algunos porque los llevaras de la mano, niño...
Felicidades, que no te lo he dicho, Mar.

ana dijo...

Felicidades guapa!! Excelente,muy alentador....aún lo siniestro hay una esperanza,eres increible!
un beso!Ana

Adivín Serafín dijo...

Primero felicidades por el premio y después por este fabuloso micro.

Blogsaludos

Lola Sanabria dijo...

Una maravilla de microrrelato. ¡Enhorabuena!

Par de abrazos.

Mar Horno dijo...

Patricia, qué sorpresa me he llevado esta mañana. El premio me ha hecho mucha ilusión pero me quedo con lo que ha gustado el micro. Muchas gracias. Nos vemos en Triple C, que por lo que veo, somos contrincantes. Un beso.

Odys, bienvenido a mi blog, una grata sorpresa también encontrarte aquí. Muchas gracias por tu comentario. Vuelve cuando quieras. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Xavier, no me puedo creer que haya ganado. Es un micro muy especial, porque toca un tema muy, muy sensible. Espero que el micro esté a la altura del respeto que siento por esta cuestión. Un saludo.

Maite, ahí sigo, haciendo lo que más me gusta del mundo y recibiendo un reconocimiento muy especial por ello, no puedo pedir más.

Mar Horno dijo...

Gracias Nicolás, la verdad es que es para pararse a pensar un rato y no juzgar. Un saludo.

Elisa, estoy de acuerdo contigo, encontrar un poco de ternura en un acto tan terrible es la mayor virtud de este micro. Ni su originalidad supera esto. Un beso.

Mar Horno dijo...

Luisa, noviembre es tuyo, estoy segura. Así que ánimo, ponte a escribir, es que lo que mejor sabes hacer. Un beso.

Montse, a veces se le ocurren a una genialidades y otras te pasas meses escribiendo necedades. Me echo a temblar por las vacas flacas que se me avecinan. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Sara, me siento muy orgullosa, porque dejarte así sin palabras es mucho mérito. Un beso.

Muchas gracias Yolanda. Me encanta tener tu comentario en el blog. Un beso y vuelve pronto.

Miguel Angel, los niños son mágicos, transforman en bueno todo lo que tocan, son curativos. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Ana, hasta en lo terrible tiene que haber esperanza, sino, estamos perdidos. Un beso.

Adivín, me quedo con una calificativo de fabuloso relato. Muchas gracias y vuelve pronto.

Mar Horno dijo...

Lola, todo un halago, viniendo de tí. Un beso esperanzador.

Laura dijo...

Mar, felicidades por tu micro, es un claro merecedor de ser finalista. Muy bueno, sí señor.

Laura dijo...

Perdón : GANADOR con mayúsculas!! quise decir!!
(Son las horas ...que me levanto muy pronto ...)

Un abrazo

Mar Horno dijo...

Laura, bienvenida al Blog. Muchas gracias por tu comentario. Vuelve cuando quieras. Y si te levantas tan pronto, ala, a descansar. Un saludo nocturno.

Isabel Barceló Chico dijo...

Enhorabuena. Es un relato precioso y preciso. Un abrazo.

Rosa dijo...

Enhorabuena Mar por la publicación y por este fantástico Micro.

Besos desde el aire

Cabopá dijo...

El microrrelato se las trae, es genial muy bien narrado, con un visión casi fantástica del ahorcado...
Enhorabuena por el premio.
Besicos.

Ximens dijo...

Mar, yo no digo nada para no contradecirme por error. Felicidades.

Elysa dijo...

Enhorabuena, Mar. da gusto leer esta noticias.

Besitos

Anónimo dijo...

Mar, enhorabuena me ha encantado,sigue escribiendo y no pierdas ni un segundo. Yo si que voy a dejar de escribir para no meter la pata y no equivocarme. Un besazo. Se que llegaras lejos

Pedro dijo...

Mar, acabo de descubrir tu blog en la Microbiblioteca. Me han encantado tus suicidas. Desde hoy te sigo.

Un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Lo leí, primero (junto con la noticia) en Triple C. ¡Felicitaciones! Es un muy buen micro.

Saludos

Cabopá dijo...

Hola Mar,
Hoy estoy muy contenta La Esfera Cultural me ha publicado un micro, he dejado el enlace en mi ventana...
Besicos.

Mar Horno dijo...

Isabel, qué privilegio tu comentario. Una magnífica escritora en mi blog. Lo guardaré commo oro en paño. Un beso y muchas gracias por la visita.

Mar Horno dijo...

Rosa, muchas gracias, espero que te haya gustado que es lo que cuenta y no el premio.

Hola Cabopá, gracias por a ver tu blog y esa publicación. Un beso.

Ximens, tú puedes decir lo que quieras, que nunca te contradices. Un saludo

Mar Horno dijo...

Hola Elysa, ojalá siempre tuviera buenas noticias que dar que con los tiempos que corren siempre son una alegría. Un beso.


Hola Anónimo descubierto. Ojalá que Dios te oiga. Y como yo sé que eres algo bruja hasta me creo un poquito tus predicciones. Un beso muy muy grande amiga.

Mar Horno dijo...

Hola Pedro, bienvenido al Blog, espero que el resto de los microrrelatos te gusten igualmente. Vuelve cuando quieras. Un saludo.

Gabriel muchas gracias. Te agradezco mucho el comentario. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Voy para allá Cabopá.

Humberto Dib dijo...

Muy buen relato, merecido ganador.... merecida ganadora, en realidad.
Un beso enorme.
HD

Mar Horno dijo...

Humberto, muchas gracias, me quedo con lo de muy buen relato. Un saludo.

Alberto Proset (Ojodegato) dijo...

Jodó, Mar. La imagen del globo es espeluznante.
Merecida victoria, estoy seguro.

Mar Horno dijo...

Gracias Alberto, pero ¿no te parece más tierna que espeluznante?. Cuestión de impresiones y gustos. Un saludo.

Anónimo dijo...

Me doy una vuelta por tu casa y me encuentro con esta estupenda noticia. Suma mi felicitación a las numerosas que ya has recibido. Mi enhorabuena por el microrrelato (no tengo palabras) y por el premio. Un abrazo.
Nuria.

Mar Horno dijo...

Hola Nuria, qué alegría verte de nuevo por aquí. Muchas gracias, espero que te haya gustado. Es un micro muy especial. Anímate tú con el concurso en noviembre hay otra convocatoria. Un beso y vuelve pronto.

Ximens dijo...

Mar, las ventajas del corta y pega, y para no pensar dos veces: " Los suicidas parlanchines con sus sueños de una vida mejor como globos infantiles: profundo y triste. Felicidades Mar" Y tienes razón, casi nadie puede vivir sin dudar (solo los fanáticos no dudan). Y supongo que en la duda está el progreso.

Anónimo dijo...

Hola Ximens, gracias por comentar de nuevo, dudemos, dudemos pues. Un saludo. Mar Horno.

Torcuato dijo...

Si, es verdad, nos gusta el balanceo, pero una vez escapados de la vida. Antes, no.

Felicidades por el premio, Mar
Beso

Carlos de la Parra dijo...

Motivante de terror, como siempre resulta el tema del suicida; y recordatorio de nuestra s costumbres fúnebres que aumentan el dolor de los deudos con los ritos tan dramáticos.
Hay culturas donde festejan como en China, y otras donde se mitiga todo con darle tonalidades más de rito de paso que de pérdida, yo en lo personal quiero dejar un video humorístico para alegrar mi velorio, y lamento no haber comenzado a grabarlo en etapas más jóvenes de mi vida para imprimirle más el paso del tiempo y la alegría juvenil.

Mar Horno dijo...

Gracias Torcuato. Que duda cabe que el balanceo es para los ahorcados que sino marea. Un saludo.

Mar Horno dijo...

Carlos, yo creo que la muerte es más tránsito que pérdida pero por mi educación me resulta una experiencia terrible y dramática. El tratamiento fantástico, tierno o macabro de la muerte no es más que una forma mía de sobrevivir a su gran peso. Un saludo.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Hola, Mar:

Emocionadamente he leído este micro en varías ocasiones durante esta semana.
Nunca sabremos la angustia última de un suicida o los momentos de soledad que le llevaron a esa situación. Por eso, si la muerte es triste siempre, la muerte del suicida es siempre trágica. Sin embargo, tu descripción en esta historia es simplemente una obra de arte, la búsqueda desesperada del sentido del suicido queda en un segundo plano para mostrarnos una razón cuya desnudez de desgarro, en el día de su última soledad, es lo que siempre nos gustaría imaginar como única visión de la verdad...

A muchos les habría salvado el arte, de conocerlo...Y esto lo es.

Un abrazo fuerte.

ESPERANZA dijo...

MAR lo he leído varias veces para descubrir el secreto que le da la genialidad. Es magnífico, te felicito por el premio pero mucho mas por el relato.

Un abrazo admirado,

Mar Horno dijo...

Hola, conocimiento es una amigo, mortal. Sólo quiero decirte que por un comentario como el tuyo vale la pena escribir un micro como el mío. Muchísimas gracias.

Mar Horno dijo...

Gracias Esperanza, me alegra que te guste, lo demás, es secundario. Un beso fuerte.

Anónimo dijo...

Joder Mar...es espeluznante, este relato...me ha puesto la piel de gallina....ufff!!!

Pilar

Mar Horno dijo...

Que no Pilar, que es muy tierno, léelo otra vez. Un beso.

Daniel Sánchez dijo...

Mi enhorabuena, aunque con retraso.

Mar Horno dijo...

Para felicitar nunca es tarde Daniel. Qué privilegio tenerme en mi blog. Espero que te haya gustado. Un saludo. Vuelve cuando quieras.

Publicar un comentario en la entrada