lunes, 16 de enero de 2012

El sueño deshabitado

Coprimer Premio Minificciones en cadena de Triple C



Ilustración de Aurora

 
—Pide un deseo—, oyó que le dijo una Perseida en Agosto, anochecido ya. El desierto cerró sus ojos de oasis y pensó desde su corazón arenoso el anhelo más profundo. Imaginó ser bosque verde y de altos árboles, arroyos frescos, cuevas húmedas. También se imaginó montaña, de cumbres nevadas, nieblas tempranas, frío perpetuo. Se imaginó ciudad, de rascacielos iluminados, calles rectas, ambiciones humanas. Se imaginó mar. Se imaginó sol. Se imaginó nube. Pero luego echó de menos el horizonte ondulado por el calor, las noches de silencio, el cielo negro como boca de lobo, las dunas doradas, y sólo pidió un día de lluvia. Deseo concedido. Fue como convertirse en Paraíso, y, cuando dejó de llover, y su piel sedienta absorbió hasta la última gota, pudo seguir soñando. Con ser selva, o río, quizás ciudad.


Coganadora de la 1ª Quincena del Concurso de Minificciones en Cadena de Triple C junto con el micro "Regreso a la infancia verdadera" de Henry.  La frase de inicio era "Pide un deseo". Mención especial para IM y su "Lapsus". Gracias jurado. Por cierto, de lujo: Elena Casero y preseleccionadora: Patricia Nasello.
Mi enhorabuena a los otros finalistas y a todos los participantes.


48 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Mar, ¡Enhorabuena por el premio! Me entero ahora que se han cerrado las votaciones, yo era también finalista y creía tener mis opciones. A la próxima, con haber pasado el corte me conformo. Una vez más, mi más sincera enhorabuena. A seguir así de bien.
Abrazos.

Mar Horno dijo...

Nicolás, ¿cuál era tu micro?. A mí me gustaban mucho todos. Es una pena tener que elegir. Muchas gracias y a por la segunda quincena. Un abrazo.

Adivín Serafín dijo...

Mar, eres genial. Yo no sería capaz de presentarme a un concurso, es algo que me pone muy nervioso. Felicidades.

Blogsaludos

Mar Horno dijo...

Adivín, que te pone nervioso ¿por qué?. A mi me sirven de inspiración, me imponen un plazo y me obligan a escribir. Así no tengo la excusa de no tengo tiempo. Muchas gracias por tus comentario, siempre son bienvenidos. Un abrazo.

MJ dijo...

Y yo me alegro un montón de ver tu micro ocupando, con todos los honores, el primer puesto. Lo voté. Sin desmerecer a los otros, es el que más me ha gustado.
¡¡Enhorabuena, Mar!!

Un besazo.

Mª. Antonia Moreno dijo...

Enhorabuena, ¡qué maravilla de micro!

Lola Sanabria dijo...

Es precioso. Y qué bien describes ese quedarse con una porción de deseo para poder seguir soñando.

Enhorabuena más que ganada.

Abrazos, varios.

manuespada dijo...

Muy bien escrito, Mar, me gusta mucho cómo escribes, una pequeña joyita.

Esperanza dijo...

¡Enhorabuena otra vez! y apuesto a que no será la última vez que te la dé. Aprovecho para agradecerte tu máxima puntuación para mi relato.

Un abrazo,

Puck dijo...

Felicidades!!!!!

Melvin Rodríguez Rodríguez dijo...

Felicidades Mar, apenas estoy entrando en la blogósfera de microrrelatos y he visto que eres una microcuentista destacada. Tremendo cuento, saludos de Puerto Rico. Latazadecuentos.blogspot.com

Mar Horno dijo...

MJ, gracias por votar mi micro. Había muchos buenos. Un beso.

Mª Antonia, gracias por seguirme los pasos. Un beso con morriña.

Lola, es que si conseguimos todo lo que deseamos, no podemos seguir soñando. Un beso soñador.

Manu gracias. Todo un elogio. Un abrazo.

Esperanza, es que tu micro (no sabía que era tuyo) me encantó. El que más. Pero el jurado es el jurado. Un beso.

Gracias Puck, encantada de que hayas traído tus jardines a Maremotos. Un beso.

Melvin, bienvenido. No te creas, yo acabo de llegar, apenas llevo unos meses. Sólo espero que disfrutes con lo que lees. Vuelve cuando quieras. Un saludo para Puerto Rico.

Sara Lew dijo...

Otra vez que me he perdido participar en Triple C y leer los finalistas y votar. Y otra vez te digo que has creado un cuento precioso. ¡Qué bien lo haces! Un abrazo.

Mar Horno dijo...

Sara, pues acaba de empezar la segunda quincena de minificciones en cadena, así que puedes participar. La frase de inicio es: "Con ser selva, río, quizás ciudad". Anímate. Un beso.

Anónimo dijo...

Enhorabuena, Mar; es un texto hermoso.
En este día lluvioso, frío y triste en el que estoy súper pluff, me alegras el corazón.
Un beso. Nuria.

Mar Horno dijo...

Nuria, es verdad que es un día gris, pero no te quiero ver pluff sino plaff. Así que ya puedes sacudirte el tedio y escribir algo. Un beso.

Patricia Nasello dijo...

Muchísimas felicidades, Mar. Como es de público conocimiento, tu micro era mi favorito.

Un beso tan cariñoso como admirado!!!!!

Mar Horno dijo...

Patricia, tú si que eres mi favorita. Un beso

Maite dijo...

Muy bien llevado, en línea con las palabras de inicio, con esa suavidad y anhelo que se refleja a lo largo de todo el texto. Enhorabuena, Mar!!

Mar Horno dijo...

Maite, gracias, la verdad es que estoy abrumada. Lo mejor de todo, vuestros comentarios. Un beso.

Rosa dijo...

Qué bonitoooooo Mar!!!
Enhorabuena, sigue haciéndome soñar...

Besos desde el aire

Cabopá dijo...

Es tan lírico tu texto que invita a soñar mientras se lee...

Estás que te sales querida amiga. Te deseo todos los éxitos del mundo del microrrelato, porque los bordas con puntadas muy finas...

Besicos mar de sueños.

Mar Horno dijo...

Gracias Rosa, tú si que eres bonica. Un beso.

Cabopá, gracias por tus buenos deseos. Bordar los micros, que imagen más bonita. Un beso.

Susana Camps dijo...

Me gusta mucho. Imaginativo, veloz (en absorber al lector), sensible, y con buen ritmo (el del pensamiento de ese desierto que sabe regular sus propios deseos). Creo que no se puede pedir más. Ah, sí: un premio. Merecidísimo.
Abrazos

Mar Horno dijo...

Muchas gracias Susana, tu disección del micro me es muy preciada viniendo de una escritora como tú, con todas las letras. Un beso.

Juan Ojeda dijo...

Siempre digo que no voy a seguir ningún espacio nuevo y no deja (cada tanto) de ganarme la curiosidad... así vengo desde el Rincón de Nicolás Jarque y tropiezo con esta delicada brevedad,

Me gustó mucho; me hizo pensar en aquellos deseos, que así como la lluvia, nos dan esa limpieza necesaria para seguir soñando lo que no es ni será/ Seguir soñando para seguir siendo.

Un abrazo, aquí me quedo.

Mar Horno dijo...

Juan, muchas gracias y bienvenido. Me quedo con esa frase tuya, maravillosa, que hace un hiperbreve de mi propio microrrelato: seguir soñando para seguir siendo. Vuelve cuando quieras. Un abrazo.

CDG dijo...

Ante tal avalancha de comentarios...no se me ocurre nada digno que decir. Podría optar por el silencio, pero prefiero darte la enhorabuena. Es un gran texto de principio a fin, como otros muchos opinan por aquí.
Un abrazo.

Yolanda dijo...

Muy bueno Mar, nos metes en el "alma" del desierto y de los demás elementos de la naturaleza a los que aludes, casi sin enterarnos y con pocas pero bien hiladas palabras. Precioso.

Mar Horno dijo...

CDG, no tienes que decir nada, sólo disfrutar con su lectura. Un abrazo y muchas gracias por pasar.

Hola Yolanda, todos podríamos imaginar que nadie querría ser desierto, pero todo tiene su encanto. Un beso.

Elena Casero dijo...

la dificultad de escoger un relato es cuando existe mucha competencia.
Sin embargo, el tuyo me gustó desde el principio.
Como dije lo encuentro poético y original.

Mi enhorabuena. Escribes muy bien, Mar.

Mar Horno dijo...

Elena, me siento muy honrada. Que una escritora como tú considere un micro mío merecedor de un premio es un privilegio, un placer, una satisfacción que pienso disfrutar durante mucho tiempo.
Muchas gracias. Un beso.

Laura dijo...

Hola Mar, llego un poco tarde porque estos días no me encuentro muy bien, y no aguanto los reflejos de la pantalla. Pero ... no podía dejar de felicitarte. ¡Merecido premio para precioso texto!. ¡Y bonito sueño para un desierto!.

Enhorabuena Mar.

Alex dijo...

Hola Mar
Me llenó al leerlo la primera vez y me llena cuando lo releo.
Felicidades y gracias por escribir y compartir lo escrito

Mar Horno dijo...

Laura, muchas gracias. Espero que te mejores, descansa un poco los ojos y mira con el corazón. Un beso.

Bienvenido Alex. Muchas gracias por tu comentario, me alegra mucho que te haya gustado. Un abrazo.

Laura dijo...

Te he hecho caso Mar, he mirado con el corazón y la cosa va mejor. Un beso ;)

Mar Horno dijo...

Me alegra que estés mejor. Un beso. En un plis plas estarás en plena forma.

David C. dijo...

Muy bueno, te imaginas que se pudiera? serìa fantàstico.

Odys 2.0 dijo...

A veces solo necesitamos que se cumplan pequeños anhelos para poder seguir viviendo y soñando.

Enhorabuena por el relato y el premio.

Besos.

Alberto Proset (Ojodegato) dijo...

Enhorabuena, Mar.
Estás que te sales, es un micro chulísimo.
Un saludo.

Mar Horno dijo...

David, ojalá, pero ya sabes, los sueños sueños son. Vuelve cuando quieras.

Odys, yo cada vez disfruto más con las pequeñas cosas, los pequeños sueños son los mejores. Un abrazo.

Alberto, es un micro muy poético, muy bello, para disfrutar tomando un café. Un abrazo.

Puri dijo...

¡Enhorabuena Mar! Es un gran relato, esos sueños tan bien descritos, la gran transformación del desierto en paraíso para luego seguir soñando...
Lo único que me extrañó fue el cielo negro como boca de lobo. Dicen que el cielo del desierto es impresionante, está lleno de estrellas.
Besos

Mar Horno dijo...

Hola Puri, sí, yo creo que es el único lugar donde se ven las estrellas con intensidad. Le falta "cielo negro como boca de lobo lleno de estrellas". Un beso.

ana dijo...

Que buena compañia la de los sueños,animan deseos...,muy reconfortante tu relato...
Enhorabuena!!
Una alegría para mí tambien,Ana

Mar Horno dijo...

Una alegría son siempre tus comentarios. Un beso Ana. ¿Trabajando?

Miguelángel Flores dijo...

Enhorabuena, Mar Güiner. Es una delicia leerte. Tener sueños inalcanzables´, nos hace pelear cada día con fundamento, aun sabiendo que lo son.
Abrazos.

Ximens dijo...

Muy bonito este micro de los deseos. Por destacar: ojos de oasis y corazón arenoso. Da gusto leerte. Enhorabuena por el premio.

Mar Horno dijo...

Es verdad Ximens, es un micro precioso. Mis amigos cuando lo han leído me han dicho, chica, parece que no es tuyo. Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada