lunes, 15 de diciembre de 2014

Fantasmas

Finalista La Microbiblioteca

Los fantasmas de la Casa Benssel siempre tienen hambre. Como los vecinos de los contornos han sufrido en carne propia su apetito, ya no se acercan al caserón. Así que ellos han tenido que tomar medidas para procurarse alimento con cierta asiduidad. Mandan a la benjamina del grupo al camino cuando ven acercarse en la lejanía algún coche que se ha desviado de la carretera principal buscando hotel o gasolina. La niña fantasma pone cara triste y hace señas con la mano. A pesar de la ternura que despierta en un principio, a los forasteros les asalta una duda incómoda cuando ven su vestido sucio y su tez macilenta. Se bajan del auto con precaución, pero ya es demasiado tarde. Los mayores son los primeros en comer y a los pequeños les dejan apurar los huesos. Una vez vino una médium con varios libros publicados, incrédula ante la voracidad de unos seres que ella consideraba almas totalmente inofensivas. Ni que decir tiene que cambió de opinión cuando sintió los dientes. A los fantasmas les resultó especialmente delicioso el sabor del escepticismo en las vísceras.


Microrrelato finalista de noviembre en La Microbiblioteca, junto a David Vivancos, Jes Lavado, Matilde González y Iñaki Goitia. Siempre es un placer estar ahí. 
Fallo aquí.

16 comentarios:

Manuel Montesinos dijo...

Magnífico final con el sabor del escepticismo genial.Mucho nivel mar .Enhorabuena.

Armenteros dijo...

Te superas en cada relato.

Reve Llyn dijo...

Buenísimo Mar, inmejorable diría yo, hasta quita el apetito.

Arantza Portabales dijo...

Fenomenal, como siempre!!!

Anita Dinamita dijo...

Jo, qué bueno, Mar. Miedito.
Abrazos

Mariángeles Abelli Bonardi dijo...

Muy bueno, especialmente eso del sabor del escepticismo en las vísceras (aclaro que no soy fantasma, jaja).

Hace mucho que no pasaba por aquí, qué bueno que lo haya hecho.

Felicitaciones, Mar.

Cariños,
Mariángeles

Yolanda Nava dijo...

Genial ese escepticismo tan bien aderezado con el ingenio de tus letras.

¡Enhorabuena!

Eduardo Iáñez dijo...

Me encanta, Mar. Me atrae enormemente este género de relatos, y el tuyo es soberbio. Merecidísima finalista. Enhorabuena.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Felicidades. Me ha gustado mucho.
Besicos muchos.

Ximens dijo...

Enhorabuena, Mar, imposible competir con tu imaginación. Siempre me queda el placer de leerte.

Petra Acero dijo...

Terrible historia de fantasmas. Espectacular relato. A mí, los fantasmas me dan miedo (los de tu relato más).
Un abrazo y felicidades!!!

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Un micro muy potente que sin duda merece reconocimiento. Enhorabuena.

Mar Horno dijo...

QUERIDOS AMIGOS, MUCHIIIIIISIMAS GRACIAS por acercaros a comentar. Es un placer encontraros aquí y recibir vuestras palabras.
MANUEL, JUAN, REVE, ARANTZA, ANITA, MARIANGELES, YOLANDA, EDUARDO, CASA ENCENDIDA, XIMENS, PETRA, MIGUEL ANGEL
Gracias de nuevo.

Luciano Doti dijo...

Microficción de terror, lo que más me gusta.

Meternura dijo...

Estupendo microrrelato de fantasmas. Te invito a leer algunos de mi blog.
Un saludo y gracias por tu imaginación.

Jesús Godoy dijo...

Miedito y buen rato pase con tu relato.

Publicar un comentario en la entrada