martes, 19 de noviembre de 2013

Crónicas del absurdo

Las calles amanecieron llenas de pájaros muertos. Por eso el alcalde convocó un concurso de ideas cuyo resultado lograra arrojar alguna luz sobre aquel suceso. Así se había hecho anteriormente con la tormenta de llaves del año pasado, la fascinante belleza de la abuela nonagenaria de la calle Olvido o la aparición a orillas del lago de una mujer serpiente de espléndidos pechos. El boticario pergeñó una hipótesis sobre la contaminación del río pero a todos le pareció poco creíble. El cura propuso su conjetura de posible castigo divino pero fue descartada por apocalíptica. Al final fue declarada ganadora por su originalidad la idea del maestro. Éste planteaba que, con alevosía y nocturnidad, unos desalmados habían robado el cielo. Los vecinos aplaudieron con entusiasmo hasta que Celedonio aventuró, entre hipos de vino, que si no había cielo, tampoco había aire, por lo que era un milagro que estuvieran vivos. Al oírlo, todos se quedaron en silencio y, con premura, se fueron muriendo uno a uno sin mucha gracia. Fue una pena, porque no quedó nadie para explicar el extraño acontecimiento que ocurrió dos días después cuando los fondos aparecieron sin pozo.

Foto de Pilar Mariscal

Microrrelato ganador de octubre 2013 en el Concurso de microrrelato La Microbiblioteca.
Para leer el fallo AQUI

13 comentarios:

Ximens dijo...

Enhorabuena, Mar. Me gusta este realismo mágico rural, cuento digno de los Montes de Toledo (je,je). Salvo el título, claro, pues es engañoso, de absurdo nada de nada (es broma). Ojala tengo yo un año como tienes tu una semana (ji,ji). Me alegro de que tu regreso sea tan fecundo.

Mar Horno dijo...

Ximens siempre es un placer recibir a los amigos en el blog. Y a ti más. Te deseo un año maravilloso. Y desde luego, me encantaría estar en los Montes de Toledo. Un beso.

Ali Herruzo dijo...

Fantástico realismo mágico..

Miguel jiménez salvador dijo...

Me encantan estos relatos. Me recordó a una segunda parte de "amanece que no es poco", je je. Delirante. Los muertos al tomar conciencia de las consecuencias de sus decisiones, geniales. Y los fondos sin pozo del final... que bueno.
Enhorabuena Mar.
Abrazos.

David Moreno (No Comments) dijo...

Y como en tu libro lo haces que parezca fácil y no lo es, demuestra tu talento. Enhorabuena de nuevo.

Un saludo Indio
Mitakuye oyasin

Nicolás Jarque dijo...

¡Enhorabuena, Mar! Tiene este pueblo absurdo mucho de Macondo, deberías bautizarlo con algún nombre.

Siempre es un placer leerte.

A seguir así.

Un beso.

Rosa dijo...

Me ha encantado Mar. Enhorabuena!!!

Besos desde el aire

Mar Horno dijo...

ALI, te eché de menos en la presentación. Un beso. Que te mejores.

MIGUEL, muchas gracias por acercarte a comentar. Me alegra mucho que te hayan gustados esos fondos sin pozo. Un abrazo.

DAVID, pues la verdad, aunque parece fácil, éste concretamente tardé un mes en terminarlo. Un abrazo.

Mar Horno dijo...

NICOLÁS, ya me gustaría a mí inventarme el nombre de un pueblo donde ocurrieran mis historias. Pero todavía no he dado con él. Se admiten sugerencias. Un abrazo.

ROSA, muchas gracias, siempre estás ahí para otorgar un comentario amable. Un beso.

antonio martin jimenez dijo...

Hola Mar, mi nombre es Antonio, soy nuevo por aqui, y por el mundillo este de los micros. Esto que has escrito me parece absurdamente muy bueno, felicidades. Me gusta cuando se consigue hacer sonreir con un texto creativo, mas que hacerte reir con algo mas parecido a un chiste, tu lo has conseguido (que no siempre es facil). Si me perdonas y me lo permites (no es una critica, sino una opinion puramente de gusto personal) para mi si el texto se acabara en "...se fueron muriendo uno a uno sin mucha gracia", ya me esta bien asi. Y la ultima frase aunque no me disgusta y puede estar ahi; lo de los fondos... sin pozo( y entiendo su absurdidad), se me hace un poco "lo de rizar el rizo". Ya me gustan suficiente los rizos naturales que fuiste peinando durante el texto, el ultimo me molesta un poquillo. Pero bueno contra gustos no hay nada escrito. Que nada, que sigue por tu buen camino.
saludos.antonio

PULGACROFT dijo...

Buenísimo! me gustan mucho los relatos o micros con ese punto de surrealismo, como éste, como el tuyo. Genial Mar!
Saludos!
;)

Sotirios M dijo...

En este micro demuestra tu enorme imaginación y el arte que tienes de escribir micros. Enhorabuena por el premio. Un abrazo, Sotirios.

Miguel Ángel Pegarz dijo...

"Amanecista" total tu relato. Delicioso.

Publicar un comentario en la entrada