lunes, 23 de abril de 2012

La mujer ballena

Ganador quincenal Minificciones en cadena de Triple C

Ilustracón de Aurora Ruá

En la noche más negra resopla ruidosamente y se sumerge en el mar de las obligaciones donde nada con resignación cetácea. Engulle miles de calorías con el krill que filtra su desencanto. Luce una piel rugosa y triste poblada de crustáceos que se nutren del miedo. Da algún pequeño salto para sentirse, por una vez, fuera del océano de su soledad. Otea el umbral de madrugada rezando para que El Capitán Ahab no aparezca borracho, dispuesto a clavarle otro arpón, totalmente seguro de que ella nunca se atreverá a embestir el barco.


Ganador de la IX Quincena de Minificciones en cadena de Triple C cuyo jurado ha sido Meli Prieto.
Allí ha estado acompado de los finalistas Yolanda Nava (mención especial), Esperanza Temprano, Claudio Leonel Siadore Gut y Henry. Enhorabuena a todos.

24 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Yo, esta vez, no pude participar pero voté. Y te voté, me entero ahora, pero tuve sospechas porque... ¿quíen mejor que Mar, la del blog Maremotos para hablar de cómo se sienta una ballena?
Un beso y felicidades, Luisa.

Yolanda dijo...

Especial tu relato, me encanta el final.

Enhorabuena Mar, por tu merecido primer lugar.

Un abrazo.

Aurora Ruá dijo...

Enhorabuena, Mar. La verdad es que el listón está cada vez más alto en el concurso! Un relato precioso.

Laura dijo...

Preciosísimo Mar. Tu ballena es genial de cola a cabeza.

Me alegro de que seas la ganadora. Porque lo mereces y mucho.

Muchos besos y disfruta del día del Libro.

Nicolás Jarque dijo...

Mar, ¡Excepcional! Es un placer de los sentidos leer este micro duro, porque lo es, en el que lo suavizas dándole forma de ballena. Es un ejercicio sublime de literatura encontrar la similitud de la vida de una ballena con la de una mujer maltratada.

¡Felicidades! A seguir así de bien.

Un fuerte abrazo.

Fernando Martínez dijo...

Me ha parecido descomunal, Mar. Sencillamente descomunal.
Y además creo que la ilustración es rotunda, me ha encantado.
Felicidades a las dos.
http://espiralesdetinta.blogspot.com.es/

Xesc dijo...

Maravillosa alegoría.

Vivan las mujeres ballena.

Abrazos miles, enhorabuena de nuevo. No paras.

Y no pares. Que así sea.


Abrazos miles

Patricia Nasello dijo...

Mar, entre tanto micro bueno, el tuyo fue mi favorito y así lo expresé en las votaciones.
Gracias por participar y difundir el concurso.
Mis felicitaciones y un beso grandísimo!!!!

MJ dijo...

En cuanto lo leí supe que sería el ganador y además reconocí en él tu estilo, Mar. Solo podía ser tuyo :-)
¡Enhorabuena! Una vez más y todas las que vengan..., porque vendrán ;-)

Un beso.

Miguelángel Flores dijo...

Me lo he leído una vez y me ha gustado. Y la segunda no me ha gustado, me ha enamorado. Que manera tan delicada y poética de hablar de las mujeres ballena y de los maridos cabrones (ves? a mí me es imposible). Una maravilla de relato, Mar.
Un abrazo grande.

Rosa dijo...

Sencillamente me encantó Mar. Enhorabuena por el premio y por tus letras que me enamoran.

Besos desde el aire

Cabopá dijo...

Este se me pasó, pero me ha dejado impactada amiga,ayer publique yo mis dos últimos intentos.

Hoy en el Día del Libro en el que muy pronto te podremos ver firmando "tu novela" de eso estoy segura, escritora. Hoy estoy en la casa de Luisa con un micro ecológico dedicado a mi Mar, ya sabes que yo también tengo "una Mar"....
Besicos,escritora.

Isabel Barceló Chico dijo...

Maravilloso, mar. Te superas continuamente. Un abrazo y mis felicitaciones por ese nuevo premio.

Puck dijo...

Felicidadessssss!!!!!

Pablo Gonz dijo...

Felicidades, Mar.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Puri dijo...

Felicidades Mar! La ballena y el capitán Ahab han cambiado los papeles...

Juan Ojeda dijo...

Tremendo el trazo de la ilustración. Y por cierto el texto no se le queda atrás; ese alma de ballena recorría más sus venas que el océano que moraba a su cuerpo... A muchos seres de la vida les ocurre algo similar, maravillosas descripciones que pueden estar tanto adentro como afuera.

Felicitaciones por la acostumbrada excelencia.
Un abrazo desde el sur.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Enhorabuena, Mar!

Creo recordar que ya te he preguntado si tenías previsto dejar que los demás ganen algo en algún momento, ¿no?

Un abrazo,

Henry dijo...

Enhorabuena Mar.
Si esta semana hubiesemos tenido que votar, seguro que tendrías mis 3 puntos :D.

Un beso

Armenteros dijo...

Deberías plantearte seriamente editar una recopilación que se llamase algo así como: "Microrrelatos que me premiaron y otros que no". Así tendríamos la oportunidad de leerlos todos juntos, y además tenerlos en formato papel que algunos seguimos prefiriendo.

Ximens dijo...

Mar, al leer la primera frase, aún condicionado por la imagen, me haces pensar en las amas de casa. No sé que es "krill", lo busco el dios google. Lo confirmo. El Capitán es el marido. Una vez descifrado lo disfruto por segunda vez. Eres genial, chiquilla.
Felicidades y enhorabuena por el premio. Confirmado, no trataré de competir donde tu navegues.

Elysa dijo...

¡Enhorabuena Mar! Tremendo lo que narras pero muy lírica tu manera de contar esta historia. Esas mujeres ballenas que aguantan tanto y esos capitanes Ahab que maltratan porque saben que no les plantaran cara. Me ha gustado mucho y esa ilustración de Aurora es de lujo.

Besitos

Mar Horno dijo...

Lo paso fatal estos días por no poder contestar a vuestros comentarios uno a uno. No estaría de más poder deterner el tiempo un poquito una vez al día. Muchísimas gracias a todos, no sé como agradecer vuestras visitas. Un abrazo.

XAVIER BLANCO dijo...

Mar, sabes que soy un pirata, aunque sólo sea de los sueños, y me encanta navegar por tus mares. Leo tu "mujer ballena", y las olas de la memoria me llevan a la mujer de "Los Circos", a aquella a la que la vida le hizo "Perder la cabeza", y especialmente a "Una esposa horada", tres textos sublimes. Creo que no hay nadie que sepa captar como tú ese naufragio de la desesperanza, de las mareas sin espuma de cariño, esas mujeres huérfanas de ternura, presas por las cadenas de la rutina.
Me ha encantado ese mar de las obligaciones y ese océano de la soledad. Ya no te digo nada de esa intertextualidad que has introducido. Esa ballena podrá con el Capitan Ahab, no lo dudes.
Felicidades por el premio.
Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada