viernes, 20 de abril de 2012

El cine de verano

Ganador marzo Minificciones a partir de imagen de Triple C

Ilustración de Juanlu

Le gustaba ir al cine de verano, especialmente cuando había previsión de tormenta. Esos días acudían pocos espectadores y podía sentarse en su lugar preferido. A los diez o quince minutos de que Marcial proyectara la película y saliera tranquilo a sus menesteres, empezaban a rasgar el cielo negro los primeros rayos. Entonces los escasos asistentes salían con prisa hacia la calle y era en ese preciso momento cuando él empezaba a disfrutar. Unos segundos más tarde comenzaba a diluviar con fuerza y la espesa manta de agua sumergía todo a su alrededor haciendo que la voz de los actores se convirtiera en extraños sonidos subacuáticos. La pantalla se llenaba de agua como una enorme pecera cinematográfica, terminaba rebosando por arriba y derramaba la película entre asientos, bolsas de palomitas y vasos vacíos. Todo flotaba entonces en carrusel: personajes, nubes, islas, barcos, amores, tesoros y espadas, en una orgía de olas y celuloide. Pero la tormenta terminaba alejándose y un invisible sumidero se tragaba aquel sueño. La pantalla se quedaba en blanco y él salía del cine arrastrando los pies. Calado hasta los huesos. Feliz. De pronto se paraba, dudando de sí mismo, y miraba ansioso el enorme árbol que presidía la entrada, aún con las raíces anegadas. A veces lograba ver, descansando entre sus ramas, una sirena pensativa, un pez amarillo, una ostra con perla. Entonces sonreía y volvía a casa silbando.


Primer Premio en Triple C del Concurso de Minificciones a partir de imagen del mes de marzo.
La preciosa ilustración, made in Juanlu. Cómo no.

GRACIAS TRIPLE C Y COFRADES

22 comentarios:

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Soberbio, Mar. La magia del cine y la magia de tus palabras. Y el final siempre es el mismo: el espejo nos devuelve la imagen de nuestra triste figura. Los gestos, las palabras, el atrezzo del escrito son impecables, como obstáculos vencidos por la técnica, yo contemplo el prodigio, la belleza subiendo por el aire que respiras...

Un beso.

Henry dijo...

Me encanta el olor de las tormentas antes de despertar, al igual que tu relato. Valio la pena pagar por ir al cine a ver la tormenta :D

Enhorabuena por el premio.

Un beso

Rosa dijo...

Me encantó tu historia Mar. Es un mar de sensaciones :) Enhorabuena!!!

Besos desde el aire

Nicolás Jarque dijo...

Mar, ¡Enhorabuena! Lo leí cuando lo colgaste y ya me pareció de los mejores, así que cuando requirieron nuestras votaciones, lo tuve claro.

Es un micro original, que juega con el realismo mágico muy acorde con la ilustración de Juanlu.

A disfrutar del premio y continúa así de bien.

Abrazos.

Patricia Nasello dijo...

Qué cuento tan hermoso, Mar. Tan increíblemente hermoso.
Enhorabuena y felicidades. No sólo por el premio (tendrás tantos!) sino por el modo extraordinario que tenés de escribir.

Un fuerte abrazo

Juan Ojeda dijo...

Hermosa la poesía que viaja en las imágenes de este micro... me encanta esa idea de que el agua se lleva la película y la reparte con su inundación.

el final es de película realmente ;)

Un gran abrazo, y te felicito por eso luz tan cálida que se desprende de tus textos.

Y por el premio, enhorabuena.

Xesc dijo...

Bonita estampa literaria. Me gusta el ambiente de cine al fresco que dibujas, ese carrusel que se desborda y ese toque irreal remanente cuando todo vuelve a su sitio, cuando la realidad impera y te ha calado hasta el tuétano.

Enhorabuena Mar. Eres muy grande.

Abrazos

Cabopá dijo...

"Todo flotaba entonces en carrusel: personajes, nubes, islas, barcos, amores, tesoros y espadas, en una orgía de olas y celuloide"
Señalo este párrafo porque me parece magistral, todo el relato lo es.
¡¡Felicidades amiga del mar de olivos! Eres una escritora, auténtica...

Me alegro de ser tu amiga.
Besicos

Anita Dinamita dijo...

Estoy con Patricia, felicidades por escribir tan tan bien. Me ha encantado el relato, una imagen precisa de la película desbordando y colándose por la vida.
Abrazos

Gloria dijo...

Felicidades, como no, por el premio, siempre es un motivo más para seguir disfrutando con esto de escribir.
Los cines de verano son una realidad dentro de una ficción.Saludos desde Tenerife.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

MJ dijo...

No es de extrañar que con un texto tan impecable y delicioso hayas conseguido una vez más el primer premio. Te felicito, Mar. Eres una magnífica ESCRITORA. Debes creerlo porque esa es la verdad.

Un abrazo.

Laura dijo...

¡¡OLE MAR!! dignísima ganadora con este micro de película!!. Magníficas letras las que imprimes día a día.

Felicidades y un besote.

David Moreno (No Comments) dijo...

Enhorabuena. Vaya racha, no parassssssssssss
Buen texto, en tu línea.

Por cierto, es un honor compartir libro...

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Su dijo...

Qué bonito. Muchas felicidades.

Isabel dijo...

Como volver al cine de verano de mi infancia y a los sueños.
Gracias por las sensaciones.

Te felicito también por el micro "Una esposa honrada", lo leí en I.M., es impactante.

Besos.

Lola Sanabria dijo...

Genial cómo mezclas realidad y ficción. Me gustó mucho.

Abrazos de enhorabuena.

Elysa dijo...

¡Enhrabuena Mar! Un cuento precioso, con esa mezcla de escenas de cine y de vida. El final es una pura delicia.

Besitos

AGUS dijo...

Enhorabuena, Mar. Tu texto plantea el por qué de las cosas. Quizá permanecer bajo la lluvia sea lo natural. Me gustó mucho.

Abrazos.

Miguelángel Flores dijo...

Es que es una auténtica maravilla, Mar. Te lo digo y no me canso: me gusta mucho cómo escribes. Es una delicia creerme fácilmente lo que me cuentas, dejar que sea verdad mientras dura la lectura. Gracias por ello.
Enhorabuena, Mar Huiner.

Mariángeles dijo...

Me encantó tu tormentoso Cinema Paradiso,Mar, especialmente la imagen de la proyección derramándose en cascada por la pantalla, arrasando con los asientos y las palomitas de maíz. La sirena pensativa, el pez amarillo y la ostra con perla bien valen el remojón. Una belleza de micro, te felicito. Cariños, Mariángeles

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Yo me pregunto, Mar, los demás que también participan en los concursos, ¿aún te saludan? ;)

Mi enésima -y merecidísima- enhorabuena para ti.

Un abrazo,

Mar Horno dijo...

Queridos lectores y amigos, no tengo palabras para agradecer vuestros comentarios. Me gustaría contestar uno a uno a todos y cada uno de vosotros con la misma generosidad, pero estos días apenas puedo leer y comentar en vuestros blog, y ya ni hablar de contestar en el mío.
Muchas gracias por estar siempre ahí y por utilizar vuestro preciado tiempo en dejar un comentario en mi humilde blog.
Las palabras, esas que tan acertadamente salen a veces en mis micros, se me quedan cortas para expresar mi agradecimiento.
Un abrazo para todos.

Publicar un comentario en la entrada