martes, 13 de septiembre de 2011

Profesiones y profesiones

Salga rápido Padre Fermín, que después me viene Don Bernardo y su hijo me ha pedido un servicio completo para él (no sé para qué, si con poco va servido el viejo). Y para terminar tengo que hacerle algo rápido al sobrino de la Aurora. ¡Y que no venga un cliente de última hora!. Y ya sabe que a mi Paco no le gusta encontrarme fuera cuando vuelve del trabajo. Si ya me lo decía él, ¡no aceptes el empleo de maquilladora en la funeraria, que no tiene horario fijo!.


Participación Premio Revista Eñe de Literatura Móvil, donde "Supongamos el envés de la historia" quedó finalista.

8 comentarios:

Cabopá dijo...

Genial,genial...El equívoco no es de quién lo ejercita, si no de quién lo piensa...
Eres buena querida Mar.
Besicos.

Nicolás Jarque dijo...

Mar, que bueno. Parece una cosa y luego es otra eh. Como nos engañas.
Me ha gustado mucho, aunque el trabajo no tanto.
Abrazos.

Mar Horno dijo...

Lo que parece no es y lo que es no parece.

Elysa dijo...

Merecido finalista, me gusta como nos engañas en este micro.

Besitos

Mar Horno dijo...

Gracias Elysa. Un beso.

Adivín Serafín dijo...

Me acabas de matar. Vaya final más logrado.

Blogsaludos

Laira dijo...

Un relato de los que me gustan, expresivo y con final inesperado...¡guau!, ¡me encantó!.
Si quieres puedes pasarte por mi blog y opinar.
http://lairaconira.blogspot.com/
1 besazo combustionado.

Mar Horno dijo...

Gracias Adivín. Espero que después hayas resucitado.

Bienvenida Laira. Me pasaré a visitarte.

Publicar un comentario en la entrada