lunes, 19 de septiembre de 2011

Miedos infantiles

La madre oye los gritos y entra en la habitación para consolar a su hijo. Duerme tranquilo mi amor- le dice mientras le acaricia el lomo rugoso, - los niños no existen.


(Participación en La Sortija, de las III Microjustas Literarias).

12 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Mar, muy bueno. Esos miedos infantiles son tan irracionales que sólo el consuelo racional de una mamá puede ser servir. Me gustó.
Gracias por avisarme de La Sortija. Nos veremos allí.
Un abrazo.

Elysa dijo...

Me gusta. Todas las madres responde según corresponda al miedo infantil.

Besitos

Luisa Hurtado González dijo...

Simpático, si, señor.
No sé si mis micros para la Sortija son publicables, me lo estoy pensando, la verdad.

Maite dijo...

Muy bueno Mar, me encantan estas vueltas a la historia. Besos!!

Rosa dijo...

Jajaja Mar. De que especie eran?

Muy bueno

Besos desde el aire

Mar Horno dijo...

Pues el cachorro tenía un lomo rugoso, unos cuernecillos en la cabeza y dos zarpas muy monas aunque peligrosas. Y tenía unas pesadillas con los niños que ni te cuento... Cuando todo el mundo sabe que los niños no existen.

Adivín Serafín dijo...

Dulce micro lleno de ternura.

Blogsaludos

Mar Horno dijo...

Gracias Adivín, pobrecillo monstruo.

Torcuato dijo...

Primera visita. Repetiré.

Muy bueno este micro. El miedo y lo desconocido van casi siempre de la mano.

Besos, Mar.

Mar Horno dijo...

Un privilegio que hayas visitado mi Blog Torcuato. Muchísimas gracias por tu comentario. Espero verte más por aquí. Un saludo.

Miguelángel Flores dijo...

Muy bueno. Si en el fondo, de pequeños todos somos iguales. Aunque ahora la gente no me cree...

Un abrazo, Mar.

Mar Horno dijo...

Muchas gracias Miguel Angel por bucear en el blog. De pequeños somos todos iguales pero cuando el monstruo crezcan se comerá dos o tres niños para desayunar. Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada