lunes, 11 de junio de 2012

El mendigo

Cambió como el viento...



En "Esta noche te cuento..."


19 comentarios:

Sara Lew dijo...

Te he dejado un comentario allí, Mar. Me ha gustado muchísimo tu relato.
Un abrazo.

Nicolás Jarque dijo...

Mar, tiene una brisa muy agradecida tu relato, le auguro un buen viento.

¡Suerte!

Abrazos.

Patricia Nasello dijo...

Tiene razón tu personaje, a veces para encontrarse a sí mismo no basta mirar hacia adentro, se debe hacerlo hacia afuera y poner el norte en el sur si es necesario.
Delicioso micro
Mucha suerte en el concurso, Mar!

Yolanda dijo...

Voy!

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Pues hacia allí nos vamos.

Un abrazo,

Melvin Rodríguez Rodríguez dijo...

Hermoso, me sentí muy identificado con la historia del tío Andrés.

Saludos!

Cabopá dijo...

Ay, que no llego a todo, o te veo todos los días o pasan y no te leo. Hoy lo hago y me voy con la satisfacción de haberlo leído y disfrutado de tu prosa literaria de calidad.

Buen planteamiento, buen desarrollo...Lleno de imágenes que no se las lleva el viento, ni del norte ni del sur.

Besicos, amiga.

MJ dijo...

Un valiente el tío Andrés.
Y tu micro... maravilloso.
Un placer leerte, Mar.

Besos.

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Enhorabuena, Mar.

Las imágenes no pueden ser más hermosas y exactas. Porque la mente de un hombre está tan viva como la vida misma, latidora y fecunda en tormenta, calma a veces, bramante a ratos...Pero, asombrosamente, para la mayoría de los hombres su mente termina congelándose: la rutina la cubre y la aprisiona en su capa de hielo, como un lago encadenado por la helada invernal. Sólo así se explica que algo tan ardiente como el alma humana se vuelva estéril...Andrés supo coger a tiempo el hacha para romper esa capa congelada que había en él...

Ánimo, Mar. Te admiro y aprecio.

Miguelángel Flores dijo...

Allí te dejé lo que pienso de tu tío Andrés, Mar. Qué lo sepas, que es otra de tus maravillas.
Otro abrazo te dejo aquí.

Mar Horno dijo...

QUERIDOS AMIGOS, VUESTROS COMENTARIOS SON COMO UN VIENTO FRESCO ES UN CALUROSO JUNIO...

¿QUÉ NECESITAMOS PARA DESPERTAR NUESTRA ALMA? PUES SOLO UN VIENTECILLO QUE APENAS GIRE NUESTRA VELETA. NADA MAS Y NADA MENOS. UN ABRAZO PARA TODOS.

Xesc dijo...

Un viaje de lo más arriesgado narrado de forma excepcional. Me gustan las preguntas finales y su repetición.
Pues te envío una ligera brisa desde las playas de Barcelona. A ver si giramos el mundo, aunque sólo sea el nuestro.

Abrazos Mar

manuespada dijo...

Vamos a verlo ;)

Lola Sanabria dijo...

Ya te dejé un comentario, Mar.

Suerte!

Doble de abrazos.

Rosa dijo...

Voy...

Besos desde el aire

microrretales.com dijo...

Precioso, como siempre, Mar. Me quedé con ganas de conocer más de esa historia. Un beso

Francesc Barberá

Maite dijo...

Vamos a verlo para allá!! :)

Laura dijo...

Mar...!!! quería ser la primera en felicitarte en tu blog, pero como ya veo que reservas la sorpresa ...no digo nada...me callo ¡¡hasta mañana!!.

Besos y un Ave María por todos los que sufren el desconcierto de ser niños débiles en manos de adultos ...¿cómo los categorizo? ...no sé.

Chao Mar.

Juanito dijo...

Cuántas veces las cosas importantes de nuestra vida ocupan solo un pequeño lugarcito en nuestro corazón y no las atendemos como es debido...
Muy bueno.
Saludos.

Publicar un comentario en la entrada