martes, 27 de marzo de 2012

El ladrón




Foto de Eduardo Margareto



Robaba muchas cosas, desde que era un niño. Nacer pobre es un lastre que uno arrastra toda la vida y del que es muy difícil desprenderse. Pero últimamente había desarrollado una afición malsana e inexplicable por los libros. Los robaba de bibliotecas de barrio, librerías, centros comerciales, colegios y hasta de los bancos de los parques cuando se descuidaban sus distraídos lectores. Los acumulaba en su escondrijo de las afueras, donde vivía casi en la indigencia, y cuando traía un nuevo cargamento, lo colocaba cuidadosamente, acariciando los lomos, admirando sus cubiertas y oliendo sus páginas suaves y satinadas, el perfume de indescifrables promesas. Aquel impulso incontrolable debía tener algún motivo, ¿estaría la providencia queriendo decirle algo?. Entonces se rascaba la cabeza, suspiraba, caminaba nervioso y se preguntaba si quizás, solo a lo mejor, tendría que aprender a leer.


El concurso de Microrrelatos ¿Dónde lees tú? de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez que se falló el 14 de julio de 2011, y donde mi micro Morriña obtuvo el segundo premio, ha publicado ahora en podcast los finalistas que llegaron a las deliberaciones finales de las doce semanas que duró el concurso. "El ladrón" es uno de los finalistas de la semana once que finalmente ganó "Robinsón" de Jesús Plaza.
Lo podéis leer y escuchar pinchando en la imagen y eligiendo Finalista 1

32 comentarios:

Armenteros dijo...

El ladrón aprendió a leer y comprobó que la lectura le atraía como poderosa droga. El afán de acumular libros, robando, le llenaba de inquietud, hasta que supo que en la cárcel los ofrecían gratis. En el robo de la biblioteca de su pueblo, se dejó atrapar.

MJ dijo...

Precioso, Mar.

Un beso.

Henry dijo...

Me ha gustado el relato.
Yo llegué a finalista en dos semanas. ¡Qué alegría cuando me llamaron y me lo comentaron!
Me gustó mucho ese concurso, fue de los primeros que participé. ¡A ver si lo vuelven a repetir!.

Un beso y enhorabuena por ese segundo premio

Nicolás Jarque dijo...

Mar, no hay mejor botín que un buen cargamento de libros. Con ellos se pueden aprender tantas cosas, como por ejemplo, como robar a mayor escala.

Muy bueno de nuevo. ¡Felicidades!

Abrazos.

Mar Horno dijo...

Armenteros, cómo se nota que eres novelista y no puedes resistirte a seguir el hilo. Muy bueno tu comentario. Un abrazo.

MJ, gracias por pasarte, me alegra que te haya gustado. Un beso.

Henry, voy a leerte ahora mismo. Fue con concurso excepcional, del que guardo un recuerdo inolvidable. Yo creo que Dónde lees tú sacará otro concurso pronto. Un abrazo.

Nicolás, yo creo que de los libros le abriran otro mundo, espero que mejor que el que tiene. Un abrazo.

Xesc dijo...

Qué cantidad de cosas que hacemos sin saber porqué, sin sentido. O tal vez tengan un sentido que se nos escapa.

Igual leer no le hará ningún bien al ladrón...

A mi muchas veces los libros me entran igual "...acariciando los lomos, admirando sus cubiertas y oliendo sus páginas suaves y satinadas..."

Abrazos y felicidades

Anónimo dijo...

Joder!!! Armenteros...qué otro final más interesante te ha salido!!!! Tienes competencia Mar...atenta, cada día son más!!!!Ja,ja,ja...
Pilar

Ximens dijo...

Ladrón está muy bien escrito, nos llevas por esas andanzas, aunque el final fue previsible para mí, por eso de que leer educa. Es un buen relato. Felicidades, Mar.

Juan Ojeda dijo...

Si, además de la lectura también es interesante el libro como objeto. Hay ediciones muy atractivas,,, a mí me atrae mucho el olor de los libros viejos, esos del papel amarillento.

Me gustó el micro.
Me quedé pensando en todas esas cosas que estaremos robando sin saber por qué.

Fuerte abrazo.

Rosa dijo...

Enhorabuena Mar. Un buen micro.
Besos desde el aire

Patricia Nasello dijo...

Precioso, Mar!!!!
Gracias a tu mano, un ladrón me deja una sonrisa en los labios.

Un fuerte abrazo

Laura dijo...

Lo escuché ayer Mar, me lo chivó el blog de Henry.
Me gustó leerlo, pero la voz le ofrece un aire profesional, a la altura de la buena técnica narrativa que utilizas.

Felicidades!!! y un besito.

Miguelángel Flores dijo...

No conozco este concurso, pero sí tu forma de escribir, Mar, que es inconfundible. Me encanta, creo que ya te lo he dicho. Para nada se me pasó por la cabeza ese final. Estupendo.
Un abrazo.

Maite dijo...

Muy bueno y aleccionador, Mar. Merecido segundo premio y me alegra que no haya "muerto" en esos lares y que aún siga "coleando" este ladrón.
Abrazos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Un micro que merecía ser finalista, sin duda alguna. Muy enmarcado en tu resgistro, Mar, de prosa suave, que empuja docilmente al lector hasta el final.

Te confesare que -como Ximens- vi acercarse el final. Supongo que se debe a que somos lectores adictos a los micros y además de leer, vamos buscando la clave que le de un toque maestro al texto.

Gran trabajo.

Un abrazo,

XAVIER BLANCO dijo...

Mar, no te conozco, pero estoy sguro que eres de esa estirpe de los que aman los libros, tienes una serie de micros que tienen el libro como protagonista: libros que habitan neveras, que crecen en el bosque, que guarda un ladrón como si fueran piedras preciosas...libros, esos seres que nos hacen ser un poco mas felices, que diluyen pesadumbres, que nos visten de alegría.

Todo el micro es una paradoja, hambre y libros, desgracia y libros, nada y libros...
"Nacer pobre es un lastre"...pero leer nos hará libres, y este ladrón de bibliotecas seguro que aprenderá a leer, y con esas artes que tiene será un gran banquero o un político aventajado.

Un abrazo Mar, es un placer leerte.

Elysa dijo...

Un micro precioso y de los que arrastran a leer sin ganas de terminar. Y me encanta eso de que sea ladrón de libros, ¡debe aprender a leer!

Besitos

Mar Horno dijo...

Xesc, los libros siempre son una tabla de salvación para muchas situaciones en la vida. Yo creo que será todo un descubrimiento para el ladrón. Un abrazo.

Si Pilar, cada día son más. Un abrazo.

Ximens, es que eres muy listo. Los lectores de microrrelatos ya van sobre aviso y no se les puede engañar fácilmente. Un abrazo.

Juan, la verdad es que el libro como soporte raya en el preciosismo. Es un objeto muy bello y ha resultado ser el soporte más duradero a lo largo de los siglos. No me extraña que sea objeto de coleccionismo. Un abrazo.

Rosa, muchas gracias por pasarte. Un beso.

Patricia, tus comentarios siempre me son muy queridos. Un beso.

Laura, yo también me he sorprendido al oirlo. Un beso.

Mar Horno dijo...

Muchas gracias Miguelángel, es uno de los primeros micros que he escrito. El quedar segundo premio en ese concurso me dio la idea de abrir el blog. Una abrazo.

Maite, muchas gracias por acercarte. Un beso.

Pedro, cuando todos los días leemos micros en los blog, muchos excelentemente escritos, ya estamos con la mosca detrás de la oreja respecto a los finales. Un abrazo.

Hola Xavier, es verdad que tengo muchos micros donde los libros son los protagonistas. No descarto agruparlos todos y publicarlos (más quisiera yo). Espero que el ladrón no se culturice y se dedique a la política. Un abrazo.

Elysa, puestos a robar, robar libros es casi poético (con lo que está cayendo). Un beso.

Fernando Martínez dijo...

Mar, tu micro me ha traído recuerdos de "La ladrona de libros" una novela juvenil que tiene muy poco de juvenil y que me encantó. Por la historia y por el lenguaje, aunque este último seguramente se lo debamos al traductor más que al autor.
Si no lo has leído, te lo recomiendo.

carlos de la parra dijo...

Alfabetizar, es siempre recomendable.

Anónimo dijo...

Me ha encantado tu ladrón de libros.
El recordatorio que haces de "Morriña" me ha llevado a leerlo de nuevo. (Ya he perdido la cuenta de las veces que he leído ese micro. Para mí es súper especial.)
Un beso.
Nuria.

Mónica - juegos de Barbie dijo...

Hermoso relato, felicidades por lo que has conseguido. Éxitos!

Mar Horno dijo...

Hola Fernando, ese libro me lo leí este verano y no sabía que era literatura juvenil. Me gustó mucho. La verdad es que el micro lo escribí antes, pero en cuanto a temas no hay nada nuevo bajo el sol. Los libros nos pueden salvar de muchas cosas. Un abrazo.

Hola Carlos, pues sí, la escritura en el mayor logro del hombre. Un abrazo.

Nuria, es estupendo verte de nuevo en mi blog. Me ha encantado que hayas vuelto a leer Morriña, para mí también es muy especial. Espero que estés escribiendo aunque sea un poquito, quiero verte en La Esfera. Un beso.

Bienvenida Mónica, muchas gracias por acercarte al blog. Vuelve cuando quieras. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mar, no puedo escribir nada para la convocatoria nariguda de La Esfera. No tengo ánimos ni fuerzas para ello.
Un beso.
Nuria.

Alex (La Cámara de Escribir) dijo...

Pues sí, debería aprender a leer. Aunque solo fuera para leer tú espléndido relato.
Felicidades

Mar Horno dijo...

Nuria, me entristece mucho que no tengas ánimos. Haz lo que te pida el cuerpo y el corazón. Descansa. Un beso.

Hola Alex, bienvenido al blog y muchas gracias por tu comentario. Vuelve cuando quieras. Un abrazo.

ESPERANZA dijo...

Mar, por donde pasas arrasas. A partir de ahora me avisas de los concursos a los que te presentas para no hacerlo yo. Ja,ja,ja

Ahora en serio, estas imparable y es que donde hay talento...

Un abrazo,

El conocimiento es un amigo mortal dijo...

Moraleja: A veces hay que sacar fuerzas de lo peor de uno mismo para lograr ser uno mismo.

Lo duradero es el estilo, no el pensamiento; a fin de cuentas este siempre podrá ser refutado.

Un abrazo fuerte, Mar.

Mar Horno dijo...

Esperanza, muchas gracias, pero no te pienso avisar, que tú eres una contrincante muy buena. Un beso.

Amigo mortal, tienes razón, ser uno mismo es lo más difícil del mundo, a veces no te dejen los demás y la mayoría eres tú mismo es el que no te dejas. Un abrazo y muchas gracias por tu comentario.

Mª. Antonia Moreno dijo...

Pues atentos todos... porque muy pronto va a haber un concurso en Twitter en ¿Dónde lees tú? Empezaremos el 23 de abril (eso está previsto, en principio)

Un beso, Mar

Mar Horno dijo...

Qué bien, Mª Antonia, preparando motores. Lo iré pasando por ahí, para que la convocatoria sea un éxito de participación, como el proyecto ¿Dónde lees tú? se merece. Un besazo.

Publicar un comentario en la entrada